Boy with machine. ¿Acaso una máquina no es un mensaje?

Publicado el día  - 

En todas partes máquinas, y no metafóricamente: máquinas de máquinas, con sus acoplamientos, sus conexiones. Una máquina-órgano empalma con una máquina-fuente: una de ellas emite un flujo que la otra corta.

Algo se produce: efectos de máquina, pero no metáforas.

Un cuadro de Richard Lindner, Boy with Machine, muestra un enorme y turgente niño que ha injertado y hace funcionar una de sus pequeñas máquinas deseantes sobre una gran máquina social técnica (pues, como veremos, también esto es cierto con respecto al niño).

El niño está continuamente en familia; pero en familia y desde el principio, lleva a cabo inmediatamente una formidable experiencia no-familiar que el psicoanálisis deja escapar. El cuadro de Lindner.

Siempre el cuadro de Lindner, en el que el grueso muchacho ya ha empalmado una máquina deseante a una máquina social, cortocircuitando a los padres que no pueden intervenir más que como agentes de producción y de antiproducción tanto en un caso como en otro.

Gilles Deleuze y Félix Guattari El Anti Edipo Capitalismo y esquizofrenia

Una máquina es siempre un traductor, ya sea que traduzca o convierta energía de una forma en energía de otra forma distinta (motor de explosión), o genere un mensaje a partir de una forma de energía (medidores, células ópticas), o convierta un mensaje en otro (que es el caso más frecuente en las máquinas relacionadas con la transmisión y procesamiento de la información y en las máquinas biológicas y moleculares) o libere la energía contenida o en el mensaje o en un conjunto de procesos desencadenados por el mensaje. ¿Acaso un mensaje no es una máquina? Aquí podríamos hablar de los tan traídos y llevados “memes”. ¿Acaso una máquina no es un mensaje? Y podríamos extendernos sobre el automóvil y otros símbolos (mensajes) de estatus social.

En cada uno de estos tipos de proceso de lo que se trata es de un cambio de medio. El medio en el que fluye una energía determina el modo de comportarse y de manifestarse esta energía. De hecho un medio es un modo de comportamiento de la energía. Lo que denominamos energía e identificamos con un flujo continuo de algún tipo, no es más la agrupación masiva y poco diferenciada de mensajes discretos (fotones) que solo podemos tratar con métodos estadísticos. Pero esto es característico, en la faz de la tierra, prácticamente sólo de la industria y quizás de algunos fenómenos geológicos o meteorológicos. Estos flujos en el nivel de las estructuras biológicas y moleculares, ya no existen. La energía viene siempre empaquetada y debidamente cuantificada en unidades discretas. La energía es distribuida por los sistemas vivos empaquetada en series de mensajes con un comportamiento peculiar definido con precisión por las estructuras moleculares y sus flexiones, puntos de articulación, bisagras poleas y manivelas.

1 consideración acerca de “Boy with machine. ¿Acaso una máquina no es un mensaje?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Luis Bartolessi

lbartolessi

Luis  Bartolessi

Me gano la vida desarrollando webs en Java, PHP, javascript, o tocando el saxofón, según vengan las cosas. Me interesan la filosofía, los medios de comunicación, la antropología, la tecnopolítica. Leo mucho Lacán, Zyzek, Foucault, Evguen Mozorov, Carola Frediani, Duccio Canestrini, Silvia Federici, Mohsin Hamid, Amin Maalouf, Yourcenal, Wittgenstein, etc, etc...

Perfiles de redes sociales


https://bartolessi.org

?>