He extendido mi adiós…

Publicado el día
Sonetos

He extendido mi adiós de esquina a esquina, de torre a torre: adiós pájaros, perros, adiós piedras, tejados, raídos hierros que apuntaláis un tiempo que declina. Adiós ríos, arroyos, cristalina canción, preludio ya de mi destierro, agua que rompe su terrestre encierro buscando el mar común tras las colinas. Lienzo en la antena de un […]

Yo destapé un perfume…

Publicado el día
Sonetos

Yo destapé un perfume imaginario, pues ignorante soy de lo que quiero, librando sin querer al prisionero de la olorosa cárcel de tu herbario. Pájaro de imprevisto itinerario, flecha que busca a su inconsciente arquero, fuera de tu dulzura mensajero si no fuera a mi anhelo tan contrario. Pues tanto se elevó que en puro […]

Si fueran vida y muerte…

Publicado el día
Sonetos

Si fueran vida y muerte un mismo aliento por la rosa y el hueso compartido y lo que yace de la edad vencido volviera a florecer; si el movimiento de tan salvaje mar en un latido pudiera introducirse como el viento en los tubos de un órgano o el lento madurar de la miel en […]

Oculto en una cámara…

Publicado el día
Sonetos

Oculto en una cámara sombría este alquimista de cabello claro, con la efímera luz de un breve faro detiene el tiempo y hace eterno el día. No se vio nunca cazador tan raro ni tan maravillosa montería, pues destella y no ladra su jauría y da vida y no muerte su disparo. Cambió la lira […]

Tú fuiste derramado…

Publicado el día
Sonetos

Tú fuiste derramado en mi saliva, doliente cuerpo, y coronado de oro fuiste arcángel caído y meteoro por mi sangre sin luz a la deriva. Fuiste clara corriente fugitiva, más desgarrado río que sonoro, y dejaste en mis manos el tesoro que a la más rica arena hurtó mi criba. Fuiste la espiga que mi […]

Es la desolación…

Publicado el día
Sonetos

Es la desolación de la locura, es el paisaje que al durar perece, es en la rama el fruto que se mece y cae sin remisión cuando madura. Es un juego de espejos, impostura que huyendo de la luz desaparece y deja de reflejos y de peces vacío el cauce que fluyendo dura. Tibia memoria […]

La derrota del día…

Publicado el día
Sonetos

La derrota del día que termina, el corazón cansado que quisiera detener su latir, la primavera más lejana que nunca y más dañina. Tanto resto de amor y tanta ruina de lo que antaño fue pasión entera antes de que la arena la royera y la difuminara la neblina. Muros de la razón que ya […]

A la antigua raíz…

Publicado el día
Sonetos

A la antigua raíz, que yo creía desenterrada ya, mi tallo debe la savia que le anima y que le mueve a perseguir creciendo su agonía. De esa amarga raíz que se escondía bajo el lívido lienzo de la nieve mi tallo trepador un jugo bebe más espeso y más frío cada día. Dulce gravitará, […]

Hay un centro sonoro…

Publicado el día
Sonetos

Hay un centro sonoro, una colmena que voces bulliciosas han labrado en la carne de un fruto acribillado por los dientes dorados de la arena. Émulo de la miel, tan dulce vena destilará cuando haya madurado que, habiendo sido almíbar el pecado, menos dulce será que la condena. Ya de néctar está la copa llena, […]

Ya desapareció…

Publicado el día
Sonetos

Ya desapareció tras el aroma de una casi olvidada primavera aquella densidad de miel que fuera fruto donde ocultóse la carcoma. Ya mi boca gustó la áspera poma, ya se rompió el espejo. La madera tembló ahorcada en la luz, viola ligera para el salto mortal de la paloma. Arenas enemigas rodeaban con su beso […]

Dame, doliente otoño…

Publicado el día
Sonetos

Dame, doliente otoño, aquellas mieles que me quiso negar la primavera y el que la espiga avara oro escondiera entre sus granos, al verano fieles. Dame otoño también tantos laureles cuantos vistióse Dafne, ninfa fiera, cuando Apolo implorante la perdiera en la pluralidad de los vergeles. Dame de secas hojas el sonido, dame la brisa […]

Eres en mi memoria…

Publicado el día
Sonetos

Eres en mi memoria leve espuma, superficial imitación de nieve, río que ni se para ni se mueve, número que a otros números se suma. Eres el perro oído entre la bruma, el despertar del musgo cuando llueve, agua dormida que mi lengua bebe para que el dulce olvido me consuma. Paloma estremecida por el […]

?>