No ver, no desear…

Publicado el día
Sonetos

No ver, no desear, no haber nacido, no acordarse de nadie ni de nada, no tener ni camino ni morada, no conocer y no ser conocido, acostumbrarse al odio y al ladrido lejano de los perros, a que nada nos sirva de refugio o de coartada, a que el ansia mayor sea el olvido, no […]

Aquí pacen las olas…

Publicado el día
Sonetos

Aquí pacen las olas sal y arena. ¿Dónde estará el pastor de este ganado? ¿se habrá de sus ovejas olvidado y vagará detrás de las ajenas? ¿Hará sonar de nuevo ronca avena, ahora que el tiempo está casi acabado, o escuchará en silencio y desarmado el canto de cristal de las sirenas? Sobre su cuerpo […]

En el silencio sonaba…

Publicado el día
Sonetos

En el silencio sonaba la hora como un rugido de bronces hambrientos y era, entre luces y sombras, un lento juego de espejos y rostros la aurora. Tu caminabas, segura y señora, sobre los vestigios más polvorientos de antiguas ciudades, cuyos fragmentos el tiempo nutre y la arena perfora. Yo quise darte, aunque eras deudora […]

He extendido mi adiós…

Publicado el día
Sonetos

He extendido mi adiós de esquina a esquina, de torre a torre: adiós pájaros, perros, adiós piedras, tejados, raídos hierros que apuntaláis un tiempo que declina. Adiós ríos, arroyos, cristalina canción, preludio ya de mi destierro, agua que rompe su terrestre encierro buscando el mar común tras las colinas. Lienzo en la antena de un […]

Oculto en una cámara…

Publicado el día
Sonetos

Oculto en una cámara sombría este alquimista de cabello claro, con la efímera luz de un breve faro detiene el tiempo y hace eterno el día. No se vio nunca cazador tan raro ni tan maravillosa montería, pues destella y no ladra su jauría y da vida y no muerte su disparo. Cambió la lira […]

La derrota del día…

Publicado el día
Sonetos

La derrota del día que termina, el corazón cansado que quisiera detener su latir, la primavera más lejana que nunca y más dañina. Tanto resto de amor y tanta ruina de lo que antaño fue pasión entera antes de que la arena la royera y la difuminara la neblina. Muros de la razón que ya […]

A la antigua raíz…

Publicado el día
Sonetos

A la antigua raíz, que yo creía desenterrada ya, mi tallo debe la savia que le anima y que le mueve a perseguir creciendo su agonía. De esa amarga raíz que se escondía bajo el lívido lienzo de la nieve mi tallo trepador un jugo bebe más espeso y más frío cada día. Dulce gravitará, […]

?>