Categoría: Poesía

Poemas que he escrito en mi juventud y, tal vez, los que escribiré en mi madurez, si no me muero antes.

Es verdad que se vuelve…

Publicado el día
cropped-478299_422743434488489_602095949_o.jpg

Es verdad que se vuelve al mar como a la guerra, después de innumerables días de paz o de odio, cansado como un odre que ha llevado en su seno el embrión sangrante de un vino amargo y viejo. Es verdad que se vuelve al mar como a la niebla, como al escollo invisible que […]

No despertaré nunca…

Publicado el día
cropped-478299_422743434488489_602095949_o.jpg

No despertaré nunca, el sueño que habitamos prolifera en raíces más hondas cada día y mientras unos párpados se cierren, obstinados frente al filo del alba, yo no tendré vigilia. No enviéis contra mí los perros de la aurora ni blandiendo las hachas del odio cotidiano perturbéis mi regreso a los mares de piedra que […]

Querrá el agua besar…

Publicado el día
Sonetos

Querrá el agua besar tus pies desnudos y socavar la arena en que te posas, deshojarse en tu luz querrán las rosas y los pájaros todos quedar mudos. Los vientos, por gigantes y por rudos huirán de tu voz y, temerosas de tu risa, a su espada luminosa opondrán las estrellas sus escudos. Tú no […]

Los pasos a través…

Publicado el día
Sonetos

Los pasos a través de la llanura, de la extensión sin curva y sin sonido, los pasos a través de un mundo hundido en el silencio de la noche oscura. Los pasos en la tierra. En la luz dura hay un batir de las alas. Conocido es del hombre el dolor de haber nacido y […]

Utilicé las cañas vaciadas…

Publicado el día
Sonetos

Utilicé las cañas vaciadas por los insectos blancos de la aurora, los huesos huecos de la más sonora ave que vino huyendo a mi morada. Guardé en un cántaro la miel elaborada recolectando pólenes y esporas de mi selva interior y, hora tras hora, alimenté palabras olvidadas. La vida ardía sin que yo pudiera dar […]

Morir será mirar…

Publicado el día
Sonetos

Morir será mirar eternamente a través de la lluvia una ribera y ver que todavía nos espera en la orilla contraria nuestra gente. Morir será querer de la corriente atravesar la húmeda frontera y no hallar para hacerlo la manera, rota la barca y derruido el puente. Morir será arrojarse de cabeza en estas frías […]

Escribir un soneto…

Publicado el día
Sonetos

Escribir un soneto es una ingrata labor que no conduce a cosa alguna que sea de provecho o de fortuna. Escribir un soneto es una lata. Como el que corta cañas y las ata con cuidado infinito, una por una, y cuando ya las tiene, la importuna ventisca se las rompe y desbarata; así reúno […]

En almíbar azul…

Publicado el día
Sonetos

En almíbar azul destiló el día (fósforo y plumas escalando altura) un pájaro de luz que en la espesura, convirtiéndose en trino, se perdía. Yo, que soy cazador de altanería, a mi halcón azucé, y fue locura pretender que su garra torpe y dura no rasgara la presa que traía. Perdí lo que alcancé y […]

No ver, no desear…

Publicado el día
Sonetos

No ver, no desear, no haber nacido, no acordarse de nadie ni de nada, no tener ni camino ni morada, no conocer y no ser conocido, acostumbrarse al odio y al ladrido lejano de los perros, a que nada nos sirva de refugio o de coartada, a que el ansia mayor sea el olvido, no […]

Aquí pacen las olas…

Publicado el día
Sonetos

Aquí pacen las olas sal y arena. ¿Dónde estará el pastor de este ganado? ¿se habrá de sus ovejas olvidado y vagará detrás de las ajenas? ¿Hará sonar de nuevo ronca avena, ahora que el tiempo está casi acabado, o escuchará en silencio y desarmado el canto de cristal de las sirenas? Sobre su cuerpo […]

Nunca cubrió…

Publicado el día
Sonetos

Nunca cubrió del mar la airada espuma escollo tan cruel, roca tan fiera, ni hubo nauta que al verla no sintiera deseante temor, cautela suma. Pues, entre los vapores y la bruma, océano templado es la bañera donde Caribdis silenciosa espera mientras lascivamente se perfuma. Náufrago en soledades de antesala, quiero ser de su crespa […]

Guarda silencio…

Publicado el día
Sonetos

Guarda silencio, tórtola indiscreta, y el rumoroso arrullo interrumpido contén dentro del pecho, vuelve al nido antes de que te alcance mi escopeta. Cese el latir, la sangre no acometa más en las venas, quede en el olvido, corazón charlatán, tu sordo ruido de monótona y triste pandereta. Cesa, céfiro blando, soplo y pluma y […]

?>