Inicio

  • Cita previa

    Este pri­mer post, como para abrir boca, con­tie­ne sólo un par de citas. Una visual: “Metamorfosis de Narciso” de Salvador Dalí. Otra tex­tual: frag­men­tos del clá­si­co libro de McLuhan: “Comprender los Medios de Comunicación”.

  • Un dios en construcción — Marshall McLuhan y 

    Este pro­yec­to es un pro­yec­to extre­ma­da­men­te tota­li­ta­rio, arti­cu­la­do en torno a gran­des empre­sas que son por esen­cia orga­nis­mos de poder no demo­crá­ti­cos.

  • Crítica de la explotación pura

    A mi me gus­ta­ría saber si el señor Remine está hacien­do algo por los millo­nes de tra­ba­ja­do­res huma­nos que ya exis­ten y tra­ba­jan (des­de hace siglos) en las con­di­cio­nes que des­cri­be en este párra­fo. No ten­go mane­ra de saber­lo. Supongo que este señor está inten­tan­do sim­ple­men­te lla­mar la aten­ción y que, como tan­ta gen­te fas­ci­na­da con la evo­lu­ción de la , vive en un mun­do vir­tual don­de los ver­da­de­ros pro­ble­mas socia­les no tie­nen impor­tan­cia. Pero comen­to esta pági­na aquí por­que sugie­re un esce­na­rio men­tal cuan­do menos curio­so.

  • La máquina colmena (Jon Kessler: The Web)

    Ya pare­ce que va pasan­do el tiem­po en que se alter­na­ba entre las visio­nes apo­ca­líp­ti­cas de fie­ra resis­ten­cia y el entu­sias­mo tec­no­re­li­gio­so. Y no está lejos el momen­to en que deja­rá de ser el tema prin­ci­pal y pasa­rá a ser el fon­do sobre el que se des­ta­quen otros intere­ses.

  • Jean Tinguely

    Para Jean Tinguely la máqui­na no es en sí una ame­na­za, él es muy cons­cien­te de que el peli­gro no está tan­to en que las máqui­nas asu­man el con­trol sobre la huma­ni­dad sino en su uti­li­za­ción para for­ta­le­cer el domi­nio de unos seres huma­nos por otros. Así, cuan­do sus máqui­nas se rebe­lan, no lo hacen para con­quis­tar el poder, sino para recha­zar cual­quier for­ma de poder. La rebe­lión de sus máqui­nas es con­tra la efi­ca­cia, la racio­na­li­dad, el sen­ti­do prác­ti­co.

  • Máquinas que te pueden matar

    Para Mark Pauline y para los Survival Research Labs el aspec­to más des­ta­ca­ble en el ima­gi­na­rio de la máqui­na, es su poten­cia. Y el poder en este con­tex­to se con­ci­be siem­pre como capa­ci­dad des­truc­ti­va. Los SRL mon­tan una espe­cie de per­for­man­ces apo­ca­líp­ti­cas en los que inmen­sas y pode­ro­sas máqui­nas, con­du­ci­das por con­trol remo­to, enta­blan espec­ta­cu­la­res com­ba­tes ante un públi­co que sin duda bus­ca sen­tir­se ano­na­da­do por tal des­plie­gue de poder, pero en con­di­cio­nes de segu­ri­dad, sabien­do de ante­mano que es solo un jue­go y que no les pue­de pasar nada.

  • Boy with machine. ¿Acaso una máquina no es un mensaje?

    ¿Acaso un men­sa­je no es una máqui­na? Aquí podría­mos hablar de los tan traí­dos y lle­va­dos “memes”. ¿Acaso una máqui­na no es un men­sa­je? Y podría­mos exten­der­nos sobre el auto­mó­vil y otros sím­bo­los (men­sa­jes) de esta­tus social.

  • La banalidad del espionaje masivo — Hanna Arendt ya estuvo aquí

    No hay mane­ra de ir a un sitio, aun­que sea uno de estos refu­gios sub­te­rrá­neos de la NSA, sin dar­nos cuen­ta de que Hanna Arendt ya había esta­do allí.

  • Plegaria por un autómata difunto — Mohsin Hamid: Exit West

    Vivir inmer­so en un mun­do rebo­san­te de no es dife­ren­te de vivir en una ciu­dad en gue­rra o en un cam­pa­men­to de refu­gia­dos asal­ta­do por la poli­cía.

  • Determinismo tecnológico: Progreso y conflictos sociales.

    Los con­flic­tos socia­les no son obs­tácu­los al pro­gre­so, sino sín­to­mas de que el pro­gre­so social se ha dete­ni­do o está en retro­ce­so.

  • Miseria de la bioética

    En el decli­ve de una civi­li­za­ción occi­den­tal mer­can­ti­li­za­da al extre­mo, la bio­éti­ca se alza como ulti­mo bas­tión de la razón viva con­tra los fríos algo­rit­mos.

  • Breve genealogía del Transhumanismo y sus estrategias

    Voy a inten­tar resu­mir aquí, a modo de una bre­ve genea­lo­gía del trans­hu­ma­nis­mo, las diver­sas estra­te­gias ideo­ló­gi­cas gue se han dado en la Historia para legi­ti­mar la domi­na­ción como deri­va­da del orden natu­ral de la gene­ra­ción bio­ló­gi­ca.

No hay etiquetas para esta entrada.